El Cuerpo de la Voz

EL CUERPO DE LA VOZ

Con el método El Cuerpo de la Voz se reconocen y relajan las tensiones psico-corporales, tanto interiores com exteriores, que se producen especialmente en el momento de hablar o cantar, en el momento de proyectarse al exterior.

A través de la voz y su respiración puedes observar cómo y cuando se abre y cierra el cuerpo. En ese proceso de escucha y diálogo, de vínculación hacia el cuerpo, puedes ir cambiando esas memorias, reprogramando corporalmente la respuesta a la memoria reptiliana activada. Esto influye en los diferentes cuerpos energéticos sutiles, equilibrando la mirada perceptiva del ser. El cuerpo enraizado energéticamente sostiene tanto al cuerpo mental com el emocional.

Habitar el propio cuerpo. Percibirlo de una manera sutil, intuitiva. Nuestra conciencia y nuestra sensibilidad están normalmente en la piel y los músculos. Este método nos lleva a adentrarnos a un sentir-pensar orgánico.

La improvisación vocal a través de la escucha es nuestra base de investigación sobre las texturas y armonías de la voz. La voz nos lleva fácilmente a espacios interiores comunes, emocionalmente creativos, donde el imaginario florece y lo cantas. También un espacio para reconocerse y pertenecer.

La persona y el grupo como instrumento musical instantáneo.


El sonido y por tanto la voz nos ayudan a integrar nuestro interior y exterior, materializándonos corporalmente y ampliando nuestro espacio intuitivo. La voz cantada con su respiración nos renueva energéticamente.